El Ramen es un platillo versátil que puede ser adaptado de acuerdo a los ingredientes de la región. Tan solo en Japón, podemos encontrar variedad de Ramen de acuerdo a la ciudad o incluso a la temporada. 

Conforme el Ramen va llegando a diferentes lugares en el mundo, nuevas creaciones y variantes aparecen. Sin embargo, existen dos caldos base de los cuáles se parte para poder disfrutar del sabor tradicional japonés:

  1. Base cerdo: mejor conocida como Tonkotsu, es una de las favoritas en Japón y está sucediendo lo mismo en los países a los que llega el Ramen. Está hecha con huesos de cerdo que se cocinan por al menos 8 horas a fuego constante. El resultado es un caldo cremoso color blanco que será uno de los elementos clave para realzar el sabor del Ramen.
  1. Base pollo: caldo hecho con pollo y verduras que se cocinan por varias horas para soltar aroma y sabor. En esta base obtenemos un resultado más suave pero que dará cuerpo a una futura sopa de Ramen. 

Uno de los aspectos clave es poder crear estas sopas base de manera tradicional, es decir, dejando al fuego durante el tiempo necesario para que suelten aroma y sabor. ¿Quieres experimentar un pedacito de Japón? Nuestro menú está hecho para transportarte al país del sol naciente. 

Menciones especiales: no olvidemos que también existe una base hecha únicamente de verduras para crear opciones vegetarianas. 

¿Has probado el Ramen con alguna de estas bases? ¿Cuál es tu favorita?


¡Nos vemos pronto! ではまたね !