La realidad de los Ninjas y Samurai

junio 26, 2023

Si hemos leído un poco sobre la historia de Japón o hemos disfrutado de películas, cómics y videojuegos, es probable que hayamos escuchado sobre los ninjas y los samurai.

Estos personajes han despertado una gran fascinación en la cultura popular, y a menudo se los representa como hombres inteligentes, maestros del engaño, asesinos y expertos en el arte del disfraz. Sin embargo, la realidad histórica difiere de estas descripciones.

¿Te has preguntado cómo eran realmente y cuáles eran las principales diferencias entre ellos? En esta entrada de blog, exploraremos su historia y las diferencias culturales reales que los distinguieron.

Aunque ambos pertenecían a las defensas militares de Japón, los Samurai, que se traduce como “aquellos que sirven a un señor”, eran considerados empleados de la clase alta conocida como “Daimyos”. Los Samurai servían a los daimyos como su fuerza militar personal y se comprometían a proteger y defender los intereses del señor feudal y su territorio.

A cambio, los samurai recibían una compensación que incluía tierras, riquezas y privilegios sociales. La razón por la cual solo la élite podía pagar a los samurai se debe a que mantener un ejército de ellos era muy costoso, requerían entrenamiento, armaduras, armas y una dedicación completa a sus deberes como guerreros.

Además, los samurai tenían un código ético y una moralidad rigurosos que esperaban mantener, lo que implicaba un nivel de responsabilidad y honorabilidad en su servicio. Este código se volvió muy famoso, se trata del Bushido o en español el “Camino del Guerrero”, el cual exigía desde lealtad hasta la muerte a su señor, la autodisciplina, compasión y respeto a sus maestros.

Una de las caracteristicas que más sobresale de éstos es que se les conocía como hombres tan honorables que estarían dispuestos a practicar el Harakiri o suicidio, el cual comunmente consistia en apuñalarse en el abdomen para causarse la muerte, si es que llegaban a fallarle a su señor feudal pues se consideraba una deshonra hacia él e inclusive para si mismo.

Definitivamente suena a un código muy estricto y hasta cierto punto, al menos para occidente, extravagante, ¿no te parece?

Otro aspecto interesante que podemos encontrar es que existía una fuerte tradición de herencia sanguínea en la clase samurai. La mayoría provenían de familias samurai establecidas, donde el estatus y el privilegio se transmitían de padres a hijos.

Desde una edad temprana, los hijos eran instruidos en artes marciales, tácticas de guerra, caligrafía, literatura, ética, arco y otros aspectos fundamentales de la cultura samurai. En algunos casos excepcionales, los Daimyo podían otorgar el estatus de samurai a individuos talentosos o valiosos que no tenían una ascendencia samurai.

Estos casos eran menos comunes y generalmente requerían una justificación válida, como habilidades excepcionales en el combate o servicios destacados al señor feudal.

Como nos podemos percatar, la historia nos cuenta que los Samurai eran hombres que ante todo pondrían sus valores, honor y ética en sus acciones, sin embargo actualmente se sabe que si su señor lo requería podían cometer actos reprochables sin rechistar.

Ejemplo de esta situación es la práctica legalmente aceptada de “Perdón de corte” donde prácticamente podían matar a cualquier ser humano o animal solo para probar el filo de su espada mientras estuvieran dentro del territorio de su señor feudal.

Por otro lado, a diferencia de los samurai cuyo origen se remonta a principios del siglo X, los ninjas (también conocidos como Shinobi) tienen una historia mucho más antigua, ya que se remontan a los años 500 a.C. Durante este tiempo de guerra civil y conflicto político, surgieron diversas técnicas y habilidades especializadas que permitieron a los ninjas llevar a cabo operaciones encubiertas y estratégicas

A menudo, los medios como películas y juegos han retratado a los ninjas como individuos sin código de conducta, preparados para desestabilizar al enemigo y provocar la guerra. Sin embargo, la realidad dista mucho de esa imagen estereotipada.

Es correcto que los ninja preferían el sigilo, la infiltración y la utilización de tácticas sorpresa para lograr sus objetivos. Uno de sus trabajos principales era el espionaje, sin embargo tenían sus propias normas y valores (conocido como “Ninjutsu”) por lo que si ellos podían evitar la confrontación, lo hacían.

Aunque solemos reconocerlos por sus trajes negros donde su cuerpo estaba todo cubierto y solo dejaban libres los ojos, la realidad es que cambiaban de vestuario para adecuarse y de cierta manera camuflarse de acuerdo a la misión que fueran a realizar, además se dice que usaban la misma armadura de los Samurai o un kimono de la época para pasar desapercibidos.

Ahora hablemos de las armas que portaban. Seguramente lo primero que se te venga a la mente sean los shuriken, estas estrellas arrojadizas y filosas en realidad eran utilizadas en muy pocas ocasiones, puesto que el arma que más usaban era la katana y el wakizashi (sable japonés de 30 a 60 cm de largo).

Otro aspecto importante a destacar es que a diferencia de los samurai cuyo estatus era hereditario, cualquiera podía convertirse en ninja a través del entrenamiento y la dedicación, independientemente de su linaje.

En general se han hecho imágenes diferentes de ambos, mientras que a los ninjas se les pinta como escurridizos y sin códigos, a los samurai se les ha dado una imagen de completo honor.

La realidad es que ambos grupos desempeñaron papeles importantes en la historia de Japón y contribuyeron de manera única a la cultura y las tradiciones del país. ¿Tu qué opinas?

Actualmente ya no queda mucho rastro de ninguno de los dos clanes, sin embargo aquí te dejamos una entrevista que nos pareció muy interesante del que se le considera el último Ninja de Japón.

Disfruta de nuestra Playlist

Artículos recientes

¿Qué está pasando en Japón con el exceso de turismo?

Japón siempre ha sido un destino turístico fascinante, conocido por su mezcla única de tradición y modernidad, su impresionante naturaleza y su rica historia cultural. Sin embargo, tras la pandemia de COVID-19, el país ha experimentado un incremento sin precedentes en...

Té Japonés: Un viaje de sabor y tradición

Japón es uno de los grandes productores y consumidores de té, pero en este país el té va más allá de una bebida, es una práctica cultural y hasta espiritual, llena de arte y respeto. Por eso en esta entrada de blog, hablaremos un poco de ella. Te platicamos un poco de...

El ascenso del Ramen: de origen modesto a ícono global

Durante años, el sushi reinó como el emblema indiscutible de la gastronomía japonesa en el escenario mundial. Recientemente, el Ramen ha emergido del anonimato para reclamar su lugar en el corazón y paladar de aficionados a la comida japonesa alrededor del mundo. ¿Es...

Explora lo extraordinario en lo cotidiano de Japón

Para un visitante, Japón es un país donde la rutina se convierte en una aventura y lo ordinario revela sorpresas a cada paso. Aquí, actividades diarias como tomar un café, visitar un museo, o incluso ir al baño, adquieren un nuevo nivel de interés gracias a la...

3 Conceptos japoneses que mejorarán tu vida

Si alguna vez has querido realizar un cambio en tu vida que tenga un impacto significativo y positivo, Japón podría tener algunas ideas para ti. Desde el sentido de la vida, comer de mejor manera hasta mantener viva nuestra curiosidad, veremos 3 conceptos de...