Gachapon: Diversión en cápsulas

julio 1, 2024

Bienvenidos a otra entrada de blog sobre la cultura que ha cultivado a muchos de nosotros, ¡la japonesa! Cuando piensas en Japón, es probable que te vengan a la mente imágenes de templos antiguos, tecnología de punta y comida deliciosa.

Sin embargo, hay un aspecto de la cultura japonesa que es tan entretenido como único: las máquinas de Gachapon. Quizá no sean tan conocidas fuera de Japón, pero una vez que las descubres, es difícil no quedar atónito ante la enorme variedad de productos y modelos disponibles. Hoy te contamos la historia de estas divertidas y sorprendentes máquinas.

En Japón, las máquinas expendedoras de juguetes encapsulados se conocen como Gachapon (ガチャポン). Estas máquinas, que se pueden encontrar en todo el país, son especialmente comunes en centros comerciales, karaokes y salas de juegos.

Principalmente ofrecen figuras de colección pequeñas, pero también puedes encontrar juguetes armables, pulseras, pines y hasta bolsitas pequeñas. Los Gachapon no solo son una forma divertida de obtener recuerdos únicos, sino que también reflejan la creatividad y la innovación características de la cultura japonesa.

Gachapon en Japón

¿De dónde vienen las Gachapon?

Las Gachapon surgieron en Japón en los años 60, inspiradas por las máquinas de chicles y juguetes que ya existían en Estados Unidos. Sin embargo, Japón llevó el concepto mucho más allá, convirtiéndolo en una industria en sí misma. Empresas como Bandai y Takara Tomy, dueñas de licencias de juguetes populares como Dragon Ball y Pokémon, comenzaron a producir una amplia variedad de juguetes de alta calidad para estas máquinas. Esta dedicación a la calidad y la variedad ayudó a que las Gachapon se volvieran extremadamente populares, capturando la imaginación de personas de todas las edades.

Variedad infinita como la imaginación lo permita

Uno de los mayores atractivos de las Gachapon es la enorme variedad de artículos que puedes encontrar. Desde personajes de anime y manga hasta animales adorables, utensilios de cocina en miniatura e incluso pequeños accesorios tecnológicos, las Gachapon ofrecen algo para todos. Cada serie de Gachapon suele estar dedicada a un tema específico, lo que incentiva a los coleccionistas a intentar conseguir todas las piezas de la colección.

El costo de estas pequeñas maravillas varía, con precios que rondan los ¥200 para los artículos más comunes y hasta ¥500 para los más raros o poco comunes. La mayoría de las máquinas solo aceptan monedas de ¥100, así que si quieres probar suerte, asegúrate de tener suficiente cambio a la mano. Aunque parece fácil conseguir uno de estos juguetes, completar una colección puede resultar una tarea costosa y laboriosa, ya que a veces la suerte no está de nuestro lado y conseguir una pieza específica puede llevar mucho tiempo.

Además, en lugares turísticos es común encontrar Gachapon únicas con artículos relacionados con el lugar en cuestión, ofreciendo a los visitantes recuerdos especiales y temáticos de su viaje.

Gachapon inusual en Japón

Impacto en la cultura japonesa

Actualmente, las Gachapon no son solo máquinas de juguetes; se han convertido en una parte integral de la cultura pop japonesa.

Estos juguetes son amados tanto por niños como por adultos, y las colecciones pueden llegar a ser muy valiosas. Los fanáticos suelen intercambiar las piezas repetidas y buscan fervientemente las más raras para completar sus colecciones.

El impacto de estas máquinas ha sido tan grande que en Japón existen tiendas especializadas y eventos dedicados exclusivamente a las Gachapon.

En estos lugares, los coleccionistas pueden compartir su pasión, intercambiar piezas y encontrar nuevas adiciones para sus colecciones.

Como puedes ver, las Gachapon se han convertido en una parte fundamental de la cultura japonesa. Así que, si tienes la oportunidad de visitar Japón, no olvides probar suerte con las Gachapon. ¡Te aseguramos que serán una excelente opción para llevarte un recuerdo único y divertido de tu viaje!

Tip extra: Si decides no llevarte la cápsula de plástico contigo, recuerda dejarla en las canastas indicadas para reciclaje. De esta manera, estarás contribuyendo a mantener el medio ambiente y ayudando a que las cápsulas puedan ser reutilizadas.

¡Aquí te dejamos también un video donde te contamos toda la experiencia en los Gachapon!

@stopbyramen Una experiencia que no te puede faltar en Japón #gashapon #GachaGacha ♬ sonido original - Stop By Ramen

Disfruta de nuestra Playlist

Artículos recientes

Ternurines: La creatividad japonesa llega a todo el mundo

Desde la década de 1950, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, Japón experimentó un crecimiento exponencial en su industria y exportaciones. Esta expansión permitió que la cultura japonesa llegará a todo el mundo, influenciando diversas áreas de la vida moderna....

Cuentos de terror japoneses: El encanto oscuro del verano

El verano en Japón es sinónimo de calor y festivales, así que te sorprenderá saber que además para los japoneses esta temporada tiene una resonancia espeluznante similar a la de Halloween en los países occidentales. Pero, ¿por qué las historias de terror son tan...

Kimono: La prenda que define a Japón

El kimono es sin duda una prenda icónica de la cultura japonesa, conocida alrededor del mundo no solo como una vestimenta, sino también como un símbolo de arte y tradición que refleja los cambios sociales, económicos y artísticos de Japón a lo largo de los años. En...

¿Qué está pasando en Japón con el exceso de turismo?

Japón siempre ha sido un destino turístico fascinante, conocido por su mezcla única de tradición y modernidad, su impresionante naturaleza y su rica historia cultural. Sin embargo, tras la pandemia de COVID-19, el país ha experimentado un incremento sin precedentes en...

Té Japonés: Un viaje de sabor y tradición

Japón es uno de los grandes productores y consumidores de té, pero en este país el té va más allá de una bebida, es una práctica cultural y hasta espiritual, llena de arte y respeto. Por eso en esta entrada de blog, hablaremos un poco de ella. Te platicamos un poco de...